MANUAL_CORPORATIVO_CLARAMUNT.indd

La duda, nuestra apuesta más arriesgada. Al probar su aceite, uno queda embrujado, envuelto en su frescor, su aroma. Procedente de un clima más cálido, Grecia, su adaptación está siendo buena, aunque no tolera las temperaturas demasiado bajas. Su luz, su luminosidad nos hace tratarlo con delicadeza, con sumo cuidado, esperando que de su pequeño fruto podamos obtener el aceite que es capaz de producir.

Koroneiki [Claramunt Extra Virgin]