frantoio_texto

La calma, la tranquilidad… la Toscana. Nuestra apuesta, de origen italiano, plantado y criado con pasión, con mimo; nos muestra ahora su porte, su elegancia, su capacidad de agarrarse a nuestra tierra y darnos lo mejor de sí. De fruto ovoidal, caprichoso y exigente, hace que estemos durante todo el año pendiente de él y en pocos días, solo en unos días nos permite obtener su más preciado tesoro: su aceite, magnífico!!!